Compartir
duelo en tiempo de coronavirus

Desde Funeraria Magdalena queremos sumarnos a la iniciativa del Ministerio de Sanidad para tratar el duelo en tiempo de coronavirus. En varios ocasiones hemos ofrecido recursos sobre cómo superar la muerte de un ser querido, la naturalidad del proceso de duelo o las distintas terapias del duelo, como puede ser la música.

Afrontar el duelo en tiempo de coronavirus

El duelo por la muerte de un familiar debido al coronavirus, puede considerarse como un «Duelo de Riesgo». Tiene varios factores que pueden hacer que el proceso de recuperación sea más difícil. Tanto por la naturaleza traumática de todo lo que ha acompañado a la muerte, como por los enormes déficits de apoyo social vinculados al confinamiento. La ayuda, el acompañamiento emocional en esos primeros momentos, puede ser clave para la prevención de un posterior duelo complicado.

¿Cuáles son las fases del duelo?

Las fases del duelo varían, pero, básicamente trata una serie de etapas provocadas por las emociones. Como hemos dicho, no se trata de unas fases rígidas y ordenadas cronológicamente. Pues cada persona vive esta situación con una intensidad distinta. una forma estándar. Es por ello que la duración de la etapa del duelo dependerá de cada caso de las circunstancias que se den y de la personalidad de la persona que lo afronta.

En general, todos los estudios coinciden en cinco puntos o fases:

1. Fase de negación

El cerebro humano recibe un golpe tan duro que se defiende negando la realidad. “No puede ser” es la frase que más veces pasa por nuestra mente. La persona afectada se siente abrumada y desconcertada. La finalidad de esta etapa es la de amortiguar el golpe dando algo de tiempo para adaptarse a la nueva situación.

2. Fase de ira

En esta fase, el enfado toma el protagonismo y, en ocasiones, se enfoca hacia la persona que nos ha dejado. La búsqueda de sentido a lo sucedido y la falta de una explicación genera sensación de rencor.

3. Fase de negociación

Esta etapa es la más breve y, generalmente, ocurre antes de la pérdida definitiva, aunque no necesariamente. Suele buscarse una manera de retomar la vida que se tenía antes de la pérdida como forma de intentar escapar del dolor.

4. Fase de depresión

Es la parte en la que se toma conciencia de lo que ha sucedido. Es la más temida, pues los sentimientos son de profundo dolor y vacío. Las emociones negativas son muy intensas y es común el aislamiento social. También es la fase en la que puede haber un estancamiento que derive en una depresión clínica.

5. Fase de aceptación

Se empieza a ver luz al final del túnel. Se acepta la realidad y se toma conciencia de que, aunque se nos haya ido una persona, nosotros seguimos aquí y debemos seguir con nuestra vida. Comenzamos a pensar en nosotros y a generar rutinas distintas.

Es importante aclarar que es completamente normal ir a saltos entre las etapas e incluso volver a una fase que ya se había atravesado. Lo importante es no obsesionarse y tener muy claro que todo es pasajero y que el dolor es un síntoma normal por el que hay que pasar.

Recursos frente a la presente situación de duelo

El ministerio de sanidad y su equipo de profesionales han preparado una tabla para ayudar en este difícil momento. Ellos están tratando a personas que acaban de perder a seres queridos por el coronavirus. Por ese motivo, nos aportan parte de los
discursos que expresan las familias que están viviendo la pérdida. (Y lo que les cuentanmuchas familias). De esta manera haremos el mensaje más creíble y sobre todo, más cercano. Nos avisan de que este recurso no es un discurso teórico, si no experiencial. Así, nos queda una lista de discursos para cada fase del duelo:

  • Reconocer lo traumático del acontecimiento y la reacción emocional que supone. Es una forma de validarla, de «dar permiso» para ello.
  • Acoger la dificultad o imposibilidad de seguir el «mandato social» de acompañar a la persona enferma a pie de cama, cuidando los últimos días. Expresa el «deseo» que había, de acompañar, con la imposibilidad. Valida que pueda darse la experiencia inicial de culpa, aunque luego da pistas para que la realidad de un «momento» no puede tener el peso de la realidad de un «proceso» de relación. Que un hecho puntual y ajeno al deseo de la persona no puede anular toda la riqueza de una relación a lo largo del tiempo.
  • Expresar la realidad del tándem, en su caso, de aislamiento-soledad, cuando más se necesita el apoyo social, tanto el cuantitativo como el cualitativo-significativo.
  • Validar el derecho al recuerdo, frente al temor al olvido. No es el momento de hablar de «despedida», aunque puede vincular al «despedirse social» de la planificación del funeral que se acaba transmitiendo en algunos de los ejemplos de las posibles acciones.

Mensajes de las familias implicadas

duelo en tiempo de coronavirus

A veces es importante pedir ayuda y dejarse cuidar, por familiares, por amigos, por profesionales. La situación es delicada y debemos seguir las recomendaciones que nos indican los expertos. Nosotros seguimos trabajando por ofreceros el mejor servicio con la máxima seguridad para vosotros y nuestros empleados. Queremos estar más cerca de ti, pero en estos días difíciles para todos os instamos a #QuedarosEnCasa. Recuerda que puedes comprobar las esquelas castellón en nuestra página web. Si tenéis alguna urgencia, estaremos disponibles y operando con el correspondiente protocolo las 24 horas en:

  • 964 25 30 50
  • 964 25 10 10
  • info@funerariamagdalena.es