Compartir
cementerio burriana

En el mes de Octubre se puso la voz de alarma sobre el cementerio Burriana. Quedaban 7 espacios libres cuando la media de muertes llegaba a la veintena. La noticia es que el Ayuntamiento ha hecho pública su promesa de aumentar el número de nichos en 32 nuevas sepulturas.

Problemas de espacio en Cementerio Burriana

En varios medios de la provincia y también a nivel nacional saltó la noticia sobre la problemática y su premura. El cementerio burriana se encontraba al borde del colapso, con tan solo 7 nichos disponibles en la zona preferida de las familias. Esta situación podría no ser preocupante, si no fuera por la demanda que requiere el municipio de Castellón. Cada mes fallece una media de entre 15-22 personas. Ante este dato, la población se preguntó cómo iban a hacer para cubrir la demanda del mes siguiente si no quedaban plazas libres. A nivel político, se calificó de emergencia crítica. Precisamente porque los nichos que escasean son los únicos que se adecuan a las nuevas normativas. En el cementerio Burriana sigue habiendo 130 plazas disponibles en la parte antigua del mismo. No obstante, resultan viejas y necesitan de reformas para su adaptación a lápidas y ataúdes. Razón por la que las familias prefieren la parte nueva del cementerio que escasea en su disponibilidad.

La situación actual del servicio funerario en Castellón

El Ayuntamiento ha respondido alegando lo siguiente:

«todavía quedan 20 nichos libres y antes de finalizar el año se construirán 32 nuevas sepulturas»

El motivo es que el proyecto de construcción de los nuevos nichos se encuentra ya licitado. Y en esa licitación se están produciendo demoras de carácter burocrático que han paralizado las obras hasta principios de 2020. El Ayuntamiento ha confirmado y declarado el carácter de urgencia y la necesidad de acelerar estos trabajos.