Compartir
mexico

México es un país que está fuertemente arraigado a sus tradiciones en servicios funerarios. Cuando se produce el fallecimiento de un ser querido, la familia comúnmente realiza un velatorio con familiares y amigos. Después, se reúnen todos para una misa, estando presente el cuerpo del difunto. La tradición finaliza con un cortejo fúnebre de los restos para su inhumación. con rosarios los días siguientes si la familia forma parte de la denominación católica. Pero recientemente la sociedad mexicana ha abierto su mente hacia nuevos servicios funerarios.

Servicios funerarios en México

David Vélez ha aseguro recientemente que la sociedad mexicana esta más abierta y sensible a nuevas opciones en servicios funerarios. Como presidente de la Asociación de Propietarios de Funerarias y Embalsamadores de la Ciudad de México, también recalcó que las familias son fieles a sus tradiciones postmortem. El total de servicios funerarios que se realizan profesionalmente lo forman en un 80% cremaciones, y en un 20% inhumaciones. La sociedad busca la practicidad, teniendo al panteón como la opción más lógica, pero sin olvidarse de las nuevas opciones.

servicios funerarios

Los costes en Mexico difieren notablemente respecto a los servicios funerarios en Castellón. La inhumación/cremación oscila entre 8.000 y 12.000 pesos, que al cambiar de moneda son 365/550€. Esto es un servicio muy económico, al que la familia puede añadir extras como ataúdes con joyería y piedras preciosas. Su precio asciende a los 150.000 pesos, más el precio de la capilla, el cementerio y los servicios religiosos.

Extravaganza mexicana

Como dato curioso, México destaca por su discriminación hacia las personas que pesan más de 100kg. Al no existir hornos crematorios de gran capacidad, los familiares deben desplazarse hasta el Estado de México. Por lo que supone un mayor coste para los seres queridos. Esta discriminación es tratada como tal a raíz de que México es uno de los países que tiene mayor población obesa del mundo. La tendencia de consumo ha variado y los consumidores demandan más la cremación, por lo que se reconoce como un problema grave en el país. Otra curiosidad del sector funerario mexicano, es que poseen un encuentro denominado «Tianguis Funerario«. En él se presentan productos como ataúdes, urnas, relicarios, criptas, maquillaje o utensilios para embalsamar. El aspecto formativo recae sobre cómo tratar los cadáveres y su conservación. En España también disfrutamos de este tipo de eventos y elementos, por lo que si quieres informarte puedes hacerlo en Funeraria Magdalena.