Compartir
cementerio de Castellón

A pesar de llamarse «Nuevo» Cementerio, no estamos hablando de un cementerio recién nacido en este año. Sí que será nuevo, en cambio, en dar cabida a otras confesiones religiosas. El primero de la provincia, concretamente. ¿Por qué? Vamos a ver los requisitos especiales que representa abrir el cementerio de Castellón a otros rituales por parte del Ayuntamiento.

El Nuevo Cementerio de Castellón se habilita para el islam

Entre 30 y 40 sepulturas estarán a disposición de la ciudadanía islámica para realizar los entierros según sus rituales religiosos. El proceso aún se encuentra en estado de tramitación, pero se espera que la parcela final que se destine a estos servicios funerarios ascienda a una cantidad de 500 m2. Por motivos logísticos y cívicos, se ha ordenado delimitar mediante una valla una separación entre esta zona destinada a la comunidad musulmana y el resto.

Los ritos funerarios islámicos

La tradición proviene del profeta Mahoma, y están fundadas en la enseñanzas del Corán y la Sunna. Sus peculiaridades en el ritual se basan en el lavado del cadáver, su amortajamiento, la ceremonia religiosa que incluye oraciones y honras fúnebres, y por último, el entierro. La tradición de amortajamiento era realizada por mujeres y consistía en adecentar al difunto para la ceremonia. Esto incluía lavado, peinado, vestimenta y colocación de una cazuela con agua con sal encima del vientre para evitar la hinchazón del cuerpo. Todas estas acciones se realizaban mientras se rezaba.

Peculiaridades

Sus características más importantes son:

  1. El cuerpo debe ser lavado para ser purificado. Este proceso en el Islam se denomina «ablución funeral» o «al-Ghusul» y obedece a unas normas específicas.
  2. Secado y amortajado. Debe realizarse en tela blanca.
  3. El cadáver se deposita en la tierra para que el cuerpo del difunto esté en contacto con ella. No se utiliza ataúd u objeto similar.
  4. La posición del cuerpo es sobre su costado derecho y la cara en dirección a La Meca.

Problemas sanitarios de estos rituales en España

Por parte del islam, no se aceptan ni el embalsamiento, ni la cremación, ni las tumbas y los monumentos funerarios de cualquier tipo. Pero la normativa sobre Sanidad Mortuaria Española exige que las inhumaciones del cadáver deben realizarse en un féretro. ¿Cómo se ha resuelto este dilema en el cementerio de Castellón? Se ha aceptado de mutuo acuerdo con la comunidad islámica de Castellón el enterrar a los seres queridos dentro de un ataúd con tierra en su interior. El féretro, además, estará cubierto por una segunda capa de tierra.

Después de solventar los problemas legales y culturales que esta inclusión pueda acarrear, el cementerio de Castellón pasará a ser el segundo cementerio islámico de toda la Comunidad Valenciana. La tarifa para este tipo de entierros se ha catalogado dentro de la más económica, ya que el Corán no atienda a exhumaciones o división de la sepultura para varias personas. Cabe destacar que la aceptación de espacios islámicos en los cementerios está regulada y es de obligado cumplimiento. El acuerdo de cooperación entre la comunidad islámica y España está recogido por la ley 27/1992, pronto aplicada en el nuevo cementerio de Castellón.