Compartir
muerte

Sobrellevar el duelo de un ser querido es un acto muy difícil de afrontar. Las despedidas y el vacío que dejan las personas al marcharse requieren un tiempo de asimilación. A pesar de que sabemos que la muerte convive con nosotros, es inevitable la tristeza que causa su pérdida.

Cada persona reacciona de forma distinta frente al dolor pero cada uno debe emprender su camino en solitario. Cuando aceptas que el ser querido se ha ido para siempre es un proceso al que denominamos duelo. Consiste en asimilar la pérdida aprendiendo a vivir con el vacío que se queda cuando la persona se ha ido.

Consejos para superarlo

Como hemos dicho, cada persona requiere de un tiempo y un ritmo para retomar su vida asimilando la pérdida. Algunos de los siguientes consejos pueden ayudar a lidiar con el dolor del duelo:

  • Hablar de su ser querido con otros familiares o amigos. Tenerlo presente y recordarlo es empezar a asumir de forma indirecta que esa persona ya no vive. Pero ésta permanecerá entre nuestros recuerdos y formará siempre parte de nuestra vida. Esto también nos ayuda a comprender lo que ha sucedido y a admitirlo poco a poco.
  • Entender la muerte como parte de la vida. Durante el duelo nuestra cabeza se llena de preguntas basadas en la confusión, la rabia, la tristeza y el desconsuelo. Debemos centrar nuestros pensamientos en intentar entender y asimilar que la muerte forma parte de la vida, y que esta última no existiría sin la primera. Por tanto, cuando se marcha un ser querido hay que entender que ese proceso ha formado parte de su vida, de igual manera que llegado el momento, formará parte de la nuestra.

muerte

  • Escribir nuestros sentimientos. Puedes realizar una carta al ser fallecido o a nosotros mismos, reflexionando de manera que aceptemos los sentimientos que estamos viviendo. También escribir cuales son la cosas que en ese momento nos ayudan a despejarnos o estar mejor y marcar una serie de prioridades que nos ayuden a reconstruir nuestra vida.
  • Crear proyectos nuevos. Empezar un hobby, invertir tiempo libre en aprender a hacer alguna manualidad o dedicarnos a algo que siempre habíamos querido hacer es otra forma de marcarnos objetivos a corto plazo, motivarnos, volver a tener ilusión y motivación para seguir adelante. 
  • Tener apoyo social. Pasar tiempo con nuestros amigos y familiares nos ayudará a empezar a cerrar etapas. Tener compañía en momentos de tristeza siempre ayuda, pero el proceso es algo individual. Pasar tiempo con tus seres queridos y expresarles tus emociones ayudará a llevar mejor el proceso de duelo.
  • Respetar el proceso de duelo. Entender que todo tiene un tiempo de asimilación es primordial. No hay que tener prisa en querer superar la muerte del ser querido. Presionarnos solo empeorará la situación y creará un estado de ansiedad mayor.

Información útil