Compartir
impuesto de sucesiones

El impuesto de sucesiones y donaciones es uno de los que más polémica ha despertado en los últimos tiempos. En una entrada anterior ya vimos en qué consistía y sus principales características, por lo que te recomendamos leerlo. Hoy, en este post, queremos aclarar algunos conceptos básicos y explicar cómo calcular el importe a pagar en el impuesto de sucesiones.

Las reducciones y los porcentajes del impuesto

Las reducciones se aplican a la base imponible y se realizan por parentesco, naturaleza de los bienes, etcétera. Tanto estas como el porcentaje del impuesto dependen directamente de las comunidades autónomas.

Sin embargo, la normativa varía desde algo más de un 7% hasta un 34%, dependiendo de la base liquidableAquí podemos ver la tabla de porcentajes del impuesto.

El coeficiente multiplicador

Se trata de una cuota dentro del impuesto de sucesiones que se aplica en función del patrimonio del heredero antes de recibir la herencia y del grado familiar que tenga con el difunto. En la siguiente tabla, vemos los diferentes grupos:

Grupos
Patrimonio preexistente en € I y II III IV
Hasta 402678,11 1,0000 1,5882 2,0000
De 402.678,12 a 2.007.380,43 1,0500 1,6676 2,1000
De 2.007.380,44 a 4.020.770,98 1,1000 1,7471 2,2000
A partir de 4.020.770,99 1,2000 1,9059 2,4000

 

En el grupo I entrarían los descendientes y adoptados hasta 21 años.

El grupo II, integrado por los descendientes y adoptados mayores de 21 años, además de los cónyuges y ascendientes.

En el grupo III encontramos hermanos, sobrinos, tíos y familiares de 2º y 3º grado.

Y, por último, el grupo IV está formado por los familiares de 4º grado o superior.

¿Qué bonificaciones podemos encontrar?

Esto depende exclusivamente de cada comunidad autónoma. Lo recomendable es visitar la web oficial correspondiente para poder consultarlo ya que las diferencias entre las autonomías son más que notables.

En el caso de la Comunitat Valenciana, puede consultarse en este enlace.

¿Cómo calcular el impuesto de sucesiones?

Para conocer la cantidad a pagar por la herencia recibida debemos realizar algunos cálculos, que explicamos paso a paso a continuación:

  1. Debemos calcular el valor real de todos los bienes y derechos y sumarles el ajuar doméstico. Este incluye los muebles de la vivienda, electrodomésticos y cualquier elemento utilizado diariamente en la casa. Al resultado de esta suma se le llama masa hereditaria bruta.
  2. A esta cantidad le restamos todas las cargas, las deudas y los gastos deducibles. Así obtenemos la masa hereditaria neta.
  3. Dividimos esta cifra, la masa hereditaria neta, entre cada heredero con lo que obtenemos la porción hereditaria individual.
  4. En caso de tener contratado un seguro de vida, se lo sumamos a la porción hereditaria individual y obtenemos la base imponible.
  5. Ahora, le aplicamos todas las reducciones y obtenemos la base liquidable.
  6. Aplicamos el porcentaje del impuesto y obtenemos la cuota íntegra.
  7. A continuación multiplicamos la cuota íntegra por el coeficiente multiplicador para obtener así la cuota tributaria.
  8. Finalmente, restamos las deducciones y las bonificaciones y obtenemos el total a ingresar.

En cualquier caso, recordamos que el impuesto de sucesiones está sujeto a la normativa autonómica y que, por tanto, el importe a pagar será distinto y variará entre comunidades.