Compartir
rituales funerarios

Los rituales funerarios han acompañado a la humanidad desde el principio de los tiempos. Todas las civilizaciones, culturas y religiones han creado ritos para despedir a sus seres queridos.

Vamos a repasar algunos de los ritos más curiosos. Pero empecemos por el principio.

¿Qué es un funeral?

Un funeral es el conjunto de ceremonias que realizamos para poder despedir a un ser querido. Estas acciones están condicionadas fuertemente por el sentido religioso, y más concretamente por las creencias sobre el más allá.

Así pues, es normal que en cada época se usaran distintos rituales funerarios. En el mundo antiguo, como en Egipto, era habitual el embalsamamiento, ya que su finalidad era mantener el vínculo entre el difunto y sus seres queridos intentando mantener incorrupto el cuerpo.

En las culturas aborígenes, se daba especial importancia a los objetos de los difuntos. Pensaban que a través de ellos protegían a los allegados. Es por ello que podemos preguntarnos…

¿Cómo son los rituales funerarios según las distintas religiones?

El cristianismo cree en la resurrección del cuerpo. Siguiendo a Jesucristo que resucitó de entre los muertos, la creencia es que todos resucitaremos para que se nos juzgue por nuestros actos en vida. De esta manera, lo común ha sido siempre la inhumación, el entierro tradicional, aunque también se acepta la cremación.

El budismo cree que la muerte es solo un tránsito hacia la nueva vida. Según sus creencias, todos renacemos en otros seres dependiendo de la calidad de nuestro karma, acumulado durante nuestra vida. Por este motivo, el cuerpo debe permanecer recto y ser tocado lo menos posible. Además, el féretro debe ser lo más sencillo posible y sin motivos religiosos. El budista permite tanto el sepulcro como la incineración.

El islamismo concibe el paraíso como un jardín en el que disfrutar de todos los placeres. Creen en la resurrección y al fallecer el cuerpo se lava y perfuma. Se entierran envueltos en sudarios y sin féretro.

El judaísmo cree que la principal misión es terrenal. Es por ello que los judíos preparan el cuerpo cerrando sus ojos y tumbándolo en el suelo rodeado de velas. Además, deben estar siempre acompañados hasta el momento del entierro. No pueden portar objetos materiales y su cuerpo deberá estar completo sin que se le quite ningún órgano. El ataúd debe contener varios agujeros para facilitar la vuelta a la tierra.

Como podemos ver, cada religión tiene sus tradiciones, pero no solo la religión influye en los ritos funerarios. Los rituales funerarios están también vinculados a la historia cultural. Países de todas las religiones tienen sus particularidades influenciadas por sus ancestros. Por ejemplo, en la ciudad de Nueva Orleans, cuna del jazz, la familia es dirigida por una banda musical.

¿Y cómo son los funerales no religiosos?

Los funerales laicos son cada vez más demandados por la sociedad. Aunque están abiertos a momentos religiosos y espirituales, se centran en ensalzar la figura del difunto. Se realizan distintos discursos en los que familiares y amigos recuerdan y reflexionan sobre cómo fue la vida, logros y demás atributos del fallecido. Puedes leer cómo es un funeral laico y cómo se desarrollo en este post.